Cargando...

Razones para comer despacio

Razones para comer despacio
Dedicarle unos 20-25 minutos a la comida, nos permite notar la señal de saciedad del estómago. Comer más deprisa puede hacer que no seamos conscientes de la cantidad de comida que hemos ingerido y podemos terminar comiendo más de lo que necesitamos. Comer despacio, implica masticar bien los alimentos y así poderlos preparar mejor para la digestión. De este modo, al terminar de comer, sentimos menos pesadez en el estómago. Por otro lado, al comer despacio, nos estamos dando la oportunidad de saborear los alimentos y así tomar conciencia de aquello que estamos ingiriendo. Por si no fuera poco, comer despacio, nos deja un tiempo para poder conversar, en el caso de estar acompañados/as en la mesa, y esto nos puede hacer mejorar nuestras relaciones sociales. En definitiva, enlentecer la ingesta de comida, nos puede facilitar la digestión, hacer que comamos menos, proporcionarnos más placer y mejorar nuestras relaciones. ¿Cómo conseguirlo? - Observa cuánto tiempo tardas en comer, desde que empiezas hasta que finalizas la comida. Intenta tardar unos 20-25 minutos, si puedes 30 minutos mejor!. - Siéntate en la mesa y utiliza los cubiertos, ya que esto te hará tardar un poco más en la ingesta de comida. - Apoya los cubiertos en la mesa cada vez que des un bocado. Suelta los cubiertos y disfruta del alimento que tienes en tu boca. - Intenta no beber durante las comidas, para poder notar la saciedad del sólido que tomas. Además, éste te ayudará a sentirte saciado/a durante más tiempo. Por el contrario, si bebes durante las comidas, te puedes sentir lleno/a de forma rápida, no comer lo suficiente y luego tener hambre más pronto. - Dedícale un espacio de tiempo a las comidas del día. Da igual que sea el desayuno, el almuerzo o la merienda…todas merecen dedicarle su merecido tiempo. Esperamos que estos consejos te ayuden a comer más despacio y así obtener todos los beneficios que se pueden derivar de ello. Un saludo, Psicología IntraObes Isabel Rubió