Cargando...

Excesos navideños con la alimentación

Excesos navideños con la alimentación

En estos días, los mercados y comercios aparecen repletos de una gran variedad de oferta gastronómica, tanto en calidad como en variedad de producto, que va desde platos sofisticados hasta tradicionales menús navideños, no menos calóricos algunos por ser caseros. Es por ello que en estas fechas existe un exceso en los hábitos alimentarios, caracterizados por realizar comidas abundantes y pesadas donde predominan el alto contenido en grasas, proteínas y azúcares. Un menú navideño típico puede llegar a las 4.000 calorías sin mucho esfuerzo y tu peso y tu salud se resentirse si pasas 15 días sin equilibrar estos excesos. Comer bien no es comer mucho, por lo que una comida navideña puede ser deliciosa, nutritiva y equilibrada, sin tener un exceso de calorías al mismo tiempo. A continuación te ofrecemos algunas claves para que disfrutar de estas fiestas de forma saludable: Empieza por un plato de ensalada, aunque le añadas frutos secos o aguacate. Introduce mucha verdura de hoja verde (rúcula, canónigos, espinacas), para saciarte. Prepara aperitivos sanos y de calidad, por ej: Jamón y lomo ibérico, Sí. Embutido y fiambre muy graso, No. Marisco al vapor/plancha, Sí. Fritos y rebozados, No. Verdura a la parrilla y queso tierno/fresco, Sí. Quesos curados/fundidos muy grasos, No. Evita comprar salsas preparadas, son muy calóricas y saladas. Prepara tú una salsa ligera con los mismos ingredientes, vigilando la cantidad de sal y aceite. En su lugar añade vinagre, limón, hierbas, yogur. No abuses todos los días de las carnes grasas (cordero, cerdo) opta por las carnes magras/blancas como las aves (pavo, pollo) que son menos grasas y máss fáciles de digerir. Una opción muy buena sería cocinar pescados. Será tu mejor elección si no quieres pasar una tarde con pesadez y ardor de estómago. Bebe alcohol con moderación. Dos copas en cada comida es más que suficiente. Recuerda, son calorías vacías! Y siempre escoge postres que lleven fruta natural. Después vienen los dulces, turrones, mazapanes, mantecados, comiendo 3 ó 4 pedacitos, habrás cumplido perfectamente con el menú navideño. Algunos consejos para conseguir un mayor autocontrol en tu alimentación estas Navidades son: Permítete licencias controladas: es decir, planifica los extras que vas a tomar y trata de no salirte excesivamente de lo planificado. El gran error está en no querer pensar o en darse permisos y excusas del tipo total, un día es un día?, hoy que me salto la dieta, me la salto del todo? o después de fiestas ya la retomará?. Si te has pasado en una comida o cena, vuelve a la rutina tan pronto como sea posible. Es decir, si has comido demasiado, aprovecha para hacer una cena ligera, pero no te la saltes! Saltarse comidas para compensar el exceso calórico es tan perjudicial como seguir comiendo en exceso. De este modo se contribuye al desorden alimentario y hace más difícil volver a la normalidad? en cuanto a hábitos alimentarios saludables se refiere. Pega en la nevera un diario de extras?: anota cada día los extras como turrón, bombones, cava, comidas altamente calóricas, etc. Es importante anotar el tipo de alimentos, la cantidad y, si calculas las calorías, mucho mejor. Te ayudará¡ a ser más consciente de lo que has comido. Además, puede servirte de control la próxima vez que te enfrentes a una bandeja de polvorones y turrones, y de este modo, comer menos. ¡No nos suele gustar ver lo mucho que nos hemos pasado! Los mensajes que te das a ti mism@ van a ser decisivos en lo que acabes haciendo: pensar en las Navidades como unos días de exceso y descontrol van a hacer que así lo sean. Ponte el objetivo de no aumentar de peso y cada día plantéate pequeñas metas. De este modo sentirás que eres tú el que controla tus decisiones y que no son las situaciones (en este caso las Navidades) las que se apoderan de ti.