Cargando...

Dolor de cabeza

Migrañas
En este artículo vamos a ofrecer información acerca de la relación que existe entre la obesidad y la migraña. Los estudios indican que una persona Obesa tiene aumentada en 5 veces la probabilidad de padecer cefalea crónica, en comparación con una persona con peso Normal. Lo vemos con porcentajes: Respecto a una persona con peso Normal (Índice de masa corporal entre 18,5-24,9 Kg/m2), una persona con Sobrepeso (Índice de masa corporal entre 25- 29,9 Kg/m2) tiene un 9% mas de probabilidad de desarrollar cefaleas crónicas y si lo comparamos con una persona Obesas (Índice de masa corporal > 30 Kg/m2), la probabilidad de que éstas sufran cefaleas es del 15%. Por tanto hay una clara relación entre el peso y las cefaleas crónicas. Se considera que las cefaleas son crónicas si: ocurren más de 15 días al mes y al menos 4 horas por día. ¿De qué forma puede estar relacionada la obesidad y la cefalea? La obesidad es un un estado inflamatorio en el cual muchas hormonas que generan dolor se producen y se liberan de las células de grasa, incluyendo el péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP), sustancia P, tumor necrosis factor alfa (TNF-alfa) e interleuquina (IL)-6). Durante una migraña hay una liberación similar de estas hormonas y neuroquímicos que generan dolor. Puede ser que estos productos químicos que se generan en la obesidad y la migraña causen un efecto aditivo que predisponga a la persona obesa con migraña a tener más cefaleas. Las personas con migraña tienen niveles más altos de insulina, glucosa y colesterol LDL (el que promueve el desarrollo de placas en la pared arterial) que la población general. Estos niveles altos también se encuentran en las personas obesas. Por lo tanto, esto puede contribuir a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular en personas con migraña. Nuevamente, hay un efecto aditivo de riesgo al acoplar los niveles elevados de glucosa e insulina en las personas obesas y prediabéticas. No se ha encontrado que la obesidad cause migrañas, sino solamente que promueve su frecuencia. Al tener migrañas con mucha frecuencia, la persona comienza a tener problemas manteniéndose al día con el trabajo, actividades sociales y familiares, y por lo tanto comienza a sentirse mal. ¿Cómo entonces puede uno mejorar esto? Puede llevar un registro de su peso. Cuando a usted le prescriben un medicamento para sus migrañas, pregunte si causa aumento de peso. Manténgase activo. El ejercicio en pequeñas cantidades puede que no resulte en perdida de peso, pero sí reduce el nivel de estrés y ansiedad y le mantiene la mente sin pensar en comida. Las maneras en las que se puede disminuir el riesgo que existe del estado inflamatorio de la migraña y la obesidad son controlando la tensión (presión) arterial, los lípidos, el azúcar en la sangre, y no fumando. Por último, el tratamiento de la migraña no es solo cuestión de tomar medicamentos. Los medicamentos son solo una parte del enfoque integral del tratamiento de la migraña. El tratamiento que lleva al éxito necesita incluir la salud de ambos, la mente y el cuerpo. Si las medidas usuales de dieta y ejercicio no funcionan, hay nuevas maneras de manejar la obesidad. En ese momento se puede considerar la cirugía bariátrica. ¿Cómo puede la cirugía bariátrica afectar a las cefaleas? El bypass gástrico, Manga Gástrica y las Bandas Gástricas Ajustables por laparoscopia, muestran ser prometedoras en la reducción de migrañas. De acuerdo a los estudios limitados hasta ahora disponibles, la mayoría de las personas, gracias a la cirugía bariátrica, tienen una reducción significante en la frecuencia de migrañas. Ya que la obesidad parece aumentar la frecuencia de las migrañas, es posible que a la larga, solamente la pérdida de peso ayude a mejorar los dolores de cabeza. Comience pesándose y conversando con su médico sobre las maneras en que este puede ayudarlo(a) a alcanzar sus metas. Fuente: Material Educativo de Cefaleas: http://www.headachejournal.org/view/0/spanishtoolboxes.html Isabel Rubió Psicología clínica Escartí