Cargando...

Riesgo de defectos congénitos

Médicos británicos han publicado en "JAMA" que los hijos de embarazadas con peso excesivo presenta el doble de probabilidades de nacer con espina bÃfida.

Las mujeres que padecen obesidad durante el embarazo tienen un riesgo duplicado de que sus hijos nazcan con espina bÃfida, según un estudio de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) publicado en âJAMAâ?. Los resultados del estudio muestran que la obesidad aumenta el riesgo de que los niños nazcan, además, con otros defectos de nacimiento, caso del labio leporino o de las anomalÃas cardiovasculares. Los investigadores, dirigidos por la Dra. Katherine J. Stothard, realizaron una revisión de estudios para evaluar la relación entre el sobrepeso y la obesidad de las madres y el riesgo de anomalÃas congénitas en los recién nacidos. Identificaron 39 artÃculos que fueron incluidos en una revisión sistemática, asà como 18 en un metaanálisis.

Los resultados del metaanálisis demostraron que el riesgo de defecto del tubo neural, caso de la espina bÃfida, en el niño era hasta dos veces mayor en el caso de las mujeres que presentaban obesidad al comienzo del embarazo. Asimismo, el riesgo también era mayor en relación con la presentación de anomalÃas cardiovasculares, de paladar hendido y labio leporino, de hidrocefalia o agrandamiento anormal de los ventrÃculos del cerebro por una acumulación de fluido cerebroespinal, y de una reducción anómala de las extremidades. Por el contrario, el riesgo de un defectos de la pared abdominal -gastrosquisis- se veÃa reducido.

Los investigadores estiman que el riesgo absoluto de un embarazo afectado por un defecto del tubo neural o una anomalÃa cardÃaca grave es de, respectivamente, 0,47 y 0,61 por cada 1.000 nacimientos en una mujer obesa en comparación con una mujer de peso normal.

Según los autores, estos resultados tienen implicaciones para la salud dado el incremento continuado en la prevalencia de la obesidad en muchos paÃses, por lo que, añaden, âserán necesarios posteriores estudios para confirmar si el sobrepeso también aumenta estos riesgos en las mujeres embarazadasâ?.

Fuente: Jano.es