Cargando...

Descubren una "estrecha relación"

Científicos del Centro de Investigación Nestlé de Lausanne (Suiza) han descubierto una "estrecha relación" entre la flora bacteriana del intestino y el control de la glucosa en sangre, según informó hoy la compañía.El estudio tenía como objetivo determinar si la presencia o ausencia de determinados microorganismos intestinales podría modular el mecanismo que contribuye a la resistencia insulínica vinculada a la obesidad.La investigación, realizada con modelos animales, ha logrado modificar la microflora intestinal de ratones obesos y diabéticos mediante el uso de antibióticos y logró mejorar el control glucémico, restaurar el depósito de glucógeno hepático, reducir la acumulación de grasa en el hígado y mejorar la homeostasis --autorregulación interna-- de la glucosa.El responsable del trabajo, Chieh Jason Chou, afirmó que "los resultados obtenidos confirman que la modificación de la flora intestinal puede resultar beneficiosa para el control glucémico y la resistencia a la insulina".Los investigadores seguirán trabajando para comprobar si existe un perfil de microorganismos capaz de disminuir el riesgo de desarrollar diabetes y obesidad, y si éste, modificado con intervenciones alimentarias, podría llegar a mejorar la homeostasis de la glucosa.Fuente: Europa Press