Cargando...

Obesidad y vida sexual

Los hombres obesos son tres veces más propensos a tener una menor cantidad de espermatozoides que aquellos con peso normal, reveló un estudio publicado en la revista Fertility and Sterility. Los hombres más pesados tenían también tres veces más riesgo de sufrir una reducción progresiva de la movilidad de los espermatozoides, que es su capacidad de avanzar nadando en línea recta, halló el equipo del doctor Ahmad O. Hammoud, de la University of Utah, en Salt Lake City. "Existe una sólida relación entre el sobrepeso/obesidad y la alteración de los parámetros en los espermatozoides", escribió el equipo. Los autores aseguran que se necesitan más estudios para analizar esa relación en el tiempo, como así también si bajar de peso altera las características de los espermatozoides. En los últimos años aumentaron las evidencias de que la obesidad altera la fertilidad masculina, mientras que el incremento de la grasa corporal puede influir en la reducción de los niveles de testosterona y aumentar los de estrógeno. Para conocer cómo el índice de masa corporal (IMC) afecta la calidad de los espermatozoides, el equipo evaluó a 390 hombres que durante dos años buscaron con sus parejas tratamientos de fertilidad. El 24 por ciento de los hombres tenía un peso normal, el 43 por ciento tenía sobrepeso y el 33 por ciento era obeso. El 10,5 por ciento de la cohorte tenía un conteo bajo de espermatozoides y el problema aumentaba a medida que lo hacía el IMC. El riesgo de tener una menor cantidad de espermatozoides con movilidad también aumentó con el IMC; los obesos eran 3,4 veces más propensos que los hombres con peso normal a tener menos espermatozoides móviles y 1,6 veces más proclives que los hombres con sobrepeso o peso normal a tener un alto porcentaje de espermatozoides con formas anormales. Aunque se observó una tendencia a padecer mayor disfunción eréctil a medida que aumentaba el IMC, la relación no fue estadísticamente significativa. Con todo, el equipo señala que estudios previos hallaron que la obesidad está asociada con un mayor riesgo de impotencia. FUENTE: Medline Plus