Cargando...

Resultados y efectos secundarios del balón ingerible

BALÓN INGERIBLE DIGERIBLE ELIPSE
Balón ingerible y digerible (Elipseâ). Resultados y efectos secundarios.
 
Balón gástrico, sobrepeso y obesidad
Más de 1.400 millones de adultos en todo el mundo tienen sobrepeso o son obesos. La cirugía bariátrica no se ofrece actualmente a personas con sobrepeso, y cuando está indicada en personas obesas, sólo el 1-2% de los pacientes se someten a cirugía [1]. La mayoría de los pacientes citan el miedo a las complicaciones como la razón para no optar por la cirugía [1]. Varios dispositivos endoscópicos para la pérdida de peso están disponibles para servir como alternativa a la cirugía en pacientes obesos o para facilitar la dieta y el ejercicio en pacientes con sobrepeso.
 
Balón gástrico endoscópico (6 meses o 1 año)
Los balones gástricos endoscópicos han sido ampliamente estudiados en las poblaciones con sobrepeso y obesas. Han conducido a una pérdida de peso superior que las dietas en estudios aleatorios y controlados con pocas complicaciones, y se han probado variaciones en el tamaño del balón, el tiempo de permanencia en el estómago y el contenido (gas vs líquido)[2].
Sin embargo, los balones gástricos endoscópicos tienen varias limitaciones. En primer lugar, todos requieren un procedimiento endoscópico invasivo y a veces técnicamente complejo para la colocación o extracción del balón. Estos procedimientos requieren entrenamiento endoscópico y aumentan el costo y el riesgo general para el paciente. Segundo, todos requieren algún tipo de anestesia o sedación. En tercer lugar, los pacientes “fugados”, a los que no les quitamos el balón en el plazo correcto, -creedme, los hay- corren el riesgo de desinflarse espontáneamente, migrar hacia los intestinos y obstruir el intestino delgado.
 
El Balón Gástrico Elipse
El Balón Gástrico ElipseÒ (Allurion Technologies, Wellesley, MA, EUA) es un balón gástrico que se ingiere y posteriormente se autovacía y excreta para la pérdida de peso.

 CAPSULA DE BALON ELIPSE Y MONEDA 20 CS DE €

El globo se pliega dentro de una cápsula de 20x6 mm fija a un catéter muy fino a través de una válvula autosellante (al retirar el catéter el líquido no se sale, como en un balón de fútbol). Una vez ingerida la cápsula, su posición en el estómago se confirma mediante la visualización del marcador radiopaco del globo en una radiografía abdominal.
A continuación, el globo se llena a través del catéter con suero fisiológico de llenado suministrado. Una vez completado el llenado, se retira el catéter simplemente tirando hacia atrás.

 ELIPSE EN ESTOMAGO SIN LLENAR
El globo está diseñado para permanecer dentro del estómago y vaciarse de manera “programada” en un plazo previsto, que ronda los 4 meses. El balón, en su parte superior cercana a la válvula presenta un área especialmente diseñada para ir degradándose con el ácido gástrico.
El balon desinflado está diseñado para pasar a través del tracto gastrointestinal y ser excretado.
 
Ventajas del Balón Elipse
La ventaja fundamental es que no requiere endoscopia ni sedación tanto para la colocación como para su retirada, tampoco un estudio preoperatorio, simplemente una correcta historia clínica realizada por un especialista en la materia.
 
Efectos secundarios del Balón Elipse
El Balón Elipse se llena con 550-600 cc de suero fisiológico, igual que cualquier otro balón, por lo que las náuseas y vómitos se producirán igual que en el resto de balones.
De igual modo, la tasa de intolerancia al balón del 3-4% no debe variar (nota: disponemos de toda la bibliografía sobre el tema proporcionada por el distribuidor -la referencia 3 es un buen artículo sobre Elipse-, y las series publicadas no recogen más de 200 casos; de la incidencia de algunas complicaciones no disponemos de datos). En caso de intolerancia sería extraído por endoscopia, no hay otra posibilidad.
Se ha descrito que 1 de cada 10 balones vacíos se eliminan al mes 4 por el vómito (aunque las series son cortas para establecer una frecuencia real todavía). También existe la posibilidad teórica de que el balón produjera una obstrucción intestinal aunque está diseñado para que esto no ocurra.
 
Los controles en el Balón Elipse
 
Mientras se lleva el balón, cada 2-4 semanas realizamos ecografía para comprobar que el balón permanece hinchado. Durante esos 4 meses y hasta completar 1 año, el paciente requiere seguimiento por el equipo Multidisiciplinar (cirujano, nutricionista, psicología y preparador físico).
 
Imagen propia ecografía balón
 
Los resultados del Balón Elipse
La pérdida de peso más importante en los balones se produce en los primeros 4 meses, por tanto, de manera estimada la pérdida de peso será:
 
IMC pre-colocación% de exceso de peso perdido
28-3280%
32-3560%
35-4040%
 
 
Es decir, el Balón Elipse tiene unos resultados en pérdida de peso iniciales semejantes -o tal vez 1-2 kg menos- que el de 6 meses y 1 año.
La diferencia sustancial radica en el tiempo del que disponemos para modificar hábitos todo el Equipo Multidiciplinar (cirujano, nutricionista, psicólogo, preparador deportivo). Hay que recordar que este es el verdadero objetivo de los balones gástricos: modificar hábitos alimentarios y de estilo de vida. Si no se modifican el paciente recuperará el peso perdido. El Elipse nos da 4 meses, mientras que disponemos de balones endoscópicos de 6 y 12 meses.
 
Miguel Ángel Escartí
Cirujano Bariárico y Metabólico
Clínica IntraObes
Hospital Universitario Moncloa (Madrid)
Hospital La Vega (Murcia)
Hospital San Carlos (Denia)
Hospital IMED Valencia
 
BIBLIOGRAFÍA
  1. Stanford FC, Kyle TK, Claridy MD, et al. The influence of an individual’s weight perception on the acceptance of bariatric surgery. Obesity (Silver Spring, Md). 2014; 23: 277–81.
  2. Abu Dayyeh BK, Kumar N, Edmundowicz SA et al. ASGE Bariatric Endoscopy Task Force systematic review and meta-analysis assessing the ASGE PIVI thresholds for adopting endoscopic bariatric therapies. Gastrointest Endosc 2015; 82: 425 – 438.e425.
  3. Machytka E et al. Elipse, the first procedureless gastric balloon for weight loss: a prospective, observational, open-label, multicenter study. Endoscopy 2017; 49: 154–160. DOI https://www.thieme-connect.de/products/ejournals/abstract/10.1055/s-0042-119296.