Skip to main content

El balón gástrico – balón intragástrico consiste en un globo blando de silicona o polímero que se ingiere o se introduce en el estómago y se rellena de suero.

El balón gástrico, una técnica temporal pero efectiva para la pérdida de peso, ha ganado popularidad como una opción menos invasiva para aquellos que luchan con el sobrepeso u obesidad.

Este método implica la inserción de un dispositivo en el estómago del paciente para limitar temporalmente su capacidad gástrica, lo que conduce a una reducción en la ingesta de alimentos y una sensación de saciedad precoz. En este artículo, exploraremos en detalle cómo funciona el balón gástrico, sus indicaciones, ventajas, inconvenientes y riesgos asociados, así como la importancia del seguimiento y la evidencia científica que respalda su eficacia.

¿Cómo funciona el balón gástrico?

La técnica del balón gástrico implica la colocación de un dispositivo en el estómago del paciente, ya sea mediante endoscopia o en sala de radiología, dependiendo del tipo de balón utilizado. Una vez colocado, el balón intragástrico produce una restricción temporal del volumen del estómago, lo que lleva a una disminución en la ingesta de alimentos y una sensación de saciedad precoz. Esto ayuda a los pacientes a modificar sus hábitos alimentarios y promueve la pérdida de peso gradual a lo largo del tiempo.

Indicaciones del balón gástrico

El balón gástrico está indicado para pacientes con un índice de masa corporal (IMC) entre 27 y 40 kg/m² que han tenido dificultades para perder peso mediante métodos convencionales como dieta y ejercicio. Es importante destacar que el balón gástrico es una herramienta complementaria en el tratamiento de la obesidad y no una solución definitiva por sí sola.

BALÓN INGERIBLE

PRECIO DESDE 3.950 €

Ventajas y desventajas

Una de las principales ventajas del balón gástrico es su simplicidad y seguridad en comparación con otros procedimientos quirúrgicos para la pérdida de peso. La colocación del balón Elipse, por ejemplo, se realiza en sala de radiología en solo 15 minutos y no requiere anestesia ni instrumentación endoscópica. Además, el balón intragástrico es reversible y no altera permanentemente la anatomía del estómago.

Sin embargo, el balón gástrico también tiene sus inconvenientes. Es importante tener en cuenta que es una técnica temporal para perder peso y no una solución a largo plazo. Además, existe una elevada incidencia de recuperación de peso, especialmente en pacientes con un IMC mayor de 32-33 kg/m². Es fundamental que los pacientes comprendan las limitaciones y los riesgos asociados con este procedimiento antes de optar por él.

Seguimiento y resultados

El seguimiento adecuado por parte del equipo médico es esencial para el éxito a largo plazo del tratamiento con balón gástrico. Esto incluye visitas regulares durante el tiempo que el paciente lleva el balón, así como seguimiento después de su eliminación o retirada. Durante estas visitas, se proporciona apoyo continuo y se monitoriza el progreso del paciente.

En cuanto a los resultados, los estudios han demostrado que el balón gástrico puede producir una pérdida de peso significativa, que se sitúa entre el 10 y el 15 % del peso corporal total. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la recuperación de peso es común en al menos el 80% de los casos a los 2 años de seguimiento.

Podemos ayudarte

Si está considerando este tratamiento y desea obtener más información, nuestro equipo de especialistas está aquí para ayudarte. Entendemos que cada persona es única y que puede tener preguntas específicas sobre cómo este tratamiento puede beneficiarle.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para agendar una consulta inicial o para recibir más información. Queremos apoyarte en cada paso de tu viaje hacia una vida más saludable y feliz.

Dr. Miguel Ángel Escartí

Contacto general

En resumen, el balón gástrico es una opción viable para aquellos que buscan perder peso de forma segura y efectiva. Si bien es importante reconocer sus limitaciones y riesgos, especialmente en términos de recuperación de peso a largo plazo, con el seguimiento adecuado y un enfoque integral que incluya cambios en el estilo de vida, el balón gástrico puede ser una herramienta valiosa en la lucha contra la obesidad.

Si estás considerando esta opción, te recomendamos que consultes a un especialista en cirugía bariátrica o gastroenterología para obtener más información y determinar si el balón gástrico es adecuado para ti.