Cargando...
Bruselas. La Comisión Europea propone una nueva norma que obligará a la industria alimentaria a detallar en las etiquetas de los alimentos y bebidas su contenido de azúcar, sal y grasas. Estos datos deberán aparecer en la parte frontal del envase y en un tamaño de letra legible. El objetivo de la iniciativa es dar a conocer a los consumidores una mayor información que les permita optar por una dieta saludable y contribuir así a la lucha contra la obesidad. Fuente: Sociedad Española de Nutrición (S.E.N). Boletín informativo. Marzo 2008