Cargando...

Tres estudios subrayan la seguridad de la manga gástrica

Manga gastrica

Tres nuevos estudios han demostrado que la gastrectomía laparoscópica en manga (manga gástrica, tubo gástrico, sleeve gastrectomy o gastrectomía vertical laparoscópica)  ofrece una seguridad comparable al bypass gástrico y la banda gástrica
En un estudio, los investigadores de la Universidad de Stanford analizaron los datos de seguridad de la base de datos BOLD, incluyendo cerca de 270.000 cirugías metabólicas y bariátricas realizadas entre 2007 y 2010.
Casi el 6% (16.000) de las cirugías fueron mangas gástricas, con una tasa de complicaciones graves a los 30 días del 0.96%, comparado con 1.25% para bypass gástrico y 0.25% para bandas gástricas.

La tasa de mortalidad a 30 días para la manga gástrica fue del 0,08%, comparada con el 0,14% para la derivación gástrica y el 0,03% para la banda gástrica. El ASMBS (Asociación Americana de Cirugía Bariátrica y Metabólica) señaló que esto es menor de lo que suele asociarse con la vesícula biliar o la cirugía de reemplazo de cadera. 

Los pacientes en el estudio vieron su IMC caer en un promedio del 30% después de un año (47,5 a 34,1) después de gastrectomía de manga, en comparación con el 40% para el bypass gástrico y el 20% para las bandas gástricas.

"En términos de riesgo y beneficio, la manga gástrica se asienta muy bien entre el bypass gástrico y la banda gástrica ajustable", dijo el autor principal del estudio, John Morton, profesor asociado de cirugía y director de cirugía bariátrica del Stanford Hospital & Clinics de la Universidad de Stanford.

Prueba de seguridad
Estos datos, junto con otros grandes estudios publicados en los últimos dos años, fueron presentados a los Servicios de Sanidad USA para jubilados y desfavorecidos (Medicare y Medicaid), así como al Ministerio de Sanidad USA (FDA) para incluir la manga gástrica dentro de las técnicas incluidas en la cobertura nacional de sanidad. La manga está incluida en dicha cobertura desde 2014.

En un estudio posterior, los investigadores de la Cleveland Clinic de Florida analizaron los resultados de seguridad de más de 2.400 de sus pacientes que habían sido sometidos a gastrectomía en manga, bypass gástrico o banda gástrica entre 2005 y 2011 y que fueron seguidos durante al menos 5 años. 

El estudio halló que la manga gástrica tenía las tasas de complicación y reoperación más bajas de los tres procedimientos.

El 1,5% de las gastrectomías de manga en el estudio requirieron reoperación debido a complicaciones. Esto es mucho menor que para la banda gástrica y el bypass gástrico, de los que el 15,3% y 7,7% requirieron reoperación, respectivamente.

En promedio, los pacientes tenían un IMC entre 44 y 48, 46 años de edad y dos comorbilidades mayores, tratándose por tanto de los pacientes “standard” de este tipo de estudios y de la actividad bariátrica en general.

Un tercer estudio aleatorizado al 50% sobre 3846 casos que comparó gastrectomía en manga con bypass gástrico realizado por el Centro Médico Naval en San Diego encontró que los pacientes de bypass perdieron algo más de peso el primer año (72,3% frente a 63,7%), aunque no hubo diferencias estadísticamente significativas en exceso de pérdida de peso después de dos y cinco años. Lo más interesante de este estudio es que las complicaciones y mortalidad de bypass y manga fueron menores en manga en IMC<45, iguales en IMC 45-60, pero significativamente mayores en el bypass en IMC>60, lo que llevaría a plantear la manga gástrica como técnica de primera elección en pacientes con factores de riesgo elevados o IMC elevado ya fuera como técnica puente o definitiva.