Cargando...

Evoluciona de forma inversamente proporcional al consumo de pan

Sobrepeso infantil

Diversos estudios demuestran la importancia de incluir este producto en la dieta. Los niños aragoneses tienen clara la importancia del pan en la alimentación y han empleado sus lápices de colores para recordárselo a los adultos. En total, han presentado 174 dibujos, 42 de ellos desde Huesca, al concurso escolar de ilustración Mejor con pan, convocado por la campaña Pan cada día, de los cuales dos han sido preseleccionados en Aragón para pasar a la fase final El pan es el equilibrio de nuestro cuerpo, y Una familia de panes, creaciones de dos alumnos de Teruel y Zaragoza, respectivamente. Sus dibujos se sumarán al resto de trabajos seleccionados de entre los cerca de 6.400 que se han presentado en total, y en los que los pequeños han plasmado ingeniosos mensajes como "Comer pan es sano, familiar y nutritivo", "Pan con tortilla es una maravilla", "Sin el pan, las comidas aburridas estarán" o "Para acumular energía, come pan cada día". Sus trabajos quieren recordar a los adultos la importancia de incluir este alimento en sus comidas diarias, además de romper algunos falsos mitos que los expertos no dudan en explicar. Los pequeños han captado el mensaje y, través de sus dibujos, refuerzan las ideas que lanzan, por ejemplo, desde la Agencia Estatal de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), que recomienda recuperar el consumo de pan en la alimentación infantil, pues su aporte de hidratos de carbono contribuye al equilibrio de la dieta. La doctora Carmen Gómez Candela, jefa de la Unidad de Nutrición del Hospital La Paz de Madrid, añade en este sentido que la exclusión del pan de la alimentación infantil no está justificada, ya que "las cifras de sobrepeso y obesidad infantil en España evolucionan de forma inversamente proporcional al consumo de pan". "En los últimos años -añade la experta- se ha experimentado un descenso en el consumo de este alimento, mientras las tasas de sobrepeso y obesidad están en sus niveles más altos". Y no hay que olvidar, continúa la doctora, que "además de hidratos de carbono, el pan contiene otros nutrientes como fibra, proteínas, vitaminas y minerales", fundamentales en la dieta de pequeños y adultos. Sin embargo, la realidad es bien distinta, y a pesar de las ventajas que aporta este alimento, su presencia en la dieta está más limitada de lo que sería deseable. Así, los aragoneses consumieron en sus hogares 107,3 gramos de pan al día durante 2009, cifra que, aunque no incluye consumo en restauración, está muy alejada de los 220-250 gramos de pan al día recomendadas por los expertos, y repartidos en distintas comidas. "En los niños es recomendable consumir pan en el desayuno, recreo y merienda porque les ayuda a afrontar la jornada escolar y extraescolar con mayor energía", apunta la doctora Marcela González-Gross, profesora de Nutrición y Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid, que insiste en que el pan es un alimento que no debe faltar en la dieta, especialmente en la de los más pequeños.

LA CIENCIA, AL LADO DEL PAN

Se trata de romper con falsos mitos, como el que ha acompañado al pan durante décadas y que asegura que este alimento engorda. Lejos de ser así, las investigaciones científicas defienden que incluir una ración de pan en cada una de las comidas equilibra la dieta. Según un estudio realizado a 500 escolares españoles y dirigido por la doctora Rosa Ortega, catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, el consumo de pan en los niños tiene efectos mucho más positivos de lo que generalmente se piensa. Los niños que consumen más pan presentan un menor porcentaje de sobrepeso y obesidad, una ingesta más adecuada de nutrientes, tienen dietas más equilibradas, poseen un menor Índice de Masa Corporal y registran mejores indicadores de riesgo cardiovascular que los que comen menos, porque que consumen más proteínas y grasa, y su alimentación es mas desequilibrada. Por otro lado, no existe ninguna evidencia científica que demuestre que el pan engorda. En un reciente estudio elaborado por la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital La Paz de Madrid que compara los resultados obtenidos con dos dietas hipocalóricas equilibradas, una con pan y otra sin pan, en mujeres con sobrepeso u obesidad concluye que la exclusión del pan no está justificada ya que no interfiere en la pérdida de peso. Además, la presencia de este alimento facilita el seguimiento de la dieta, tal y como observaron los investigadores encargados de este estudio, que comprobaron que en ambos grupos se redujo por igual el peso corporal y que el porcentaje de abandonos fue significativamente inferior entre las mujeres que hicieron la dieta con pan.

Enlace: http://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=689838