Cargando...
Cuando realizamos ejercicio el cuerpo consume los depósitos de energÃa. El primer depósito que utiliza es un azúcar que está en el hÃgado llamado glucógeno y que abastece al cuerpo durante 20 minutos de ejercicio moderado. Sólo cuando ha acabado con el glucógeno comienza el cuerpo a recurrir a la grasa corporal. Por tanto, aunque tengamos una percepción de cansancio o hayamos sudado, un ejercicio insuficiente en duración o intensidad puede no haber quemado grasa. En reposo el cuerpo humano quema energÃa. Es lo que se conoce como metabolismo basal. SerÃa la energÃa que consumimos con una actividad diaria sedentaria. El cuerpo humano es como una hucha de energÃa, donde el ahorro es la comida y el gasto la energÃa consumida. Si nuestro metabolismo basal es alto podremos comer mucho pero si es bajo deberemos comer poco, si no engordaremos con depósitos en forma de grasa. Antiguamente se pensaba que el metabolismo basal sólo dependÃa de la edad y la talla. Ahora sabemos que el metabolismo basal depende entre otras cosas de la masa muscular. Esto quiere decir que una persona entrenada no sólo es más sana sino que puede comer más sin engordar, porque el músculo quema mucha energÃa aunque no hagamos deporte. Existen dos tipos de ejercicio, el ejercicio aeróbico, que es un ejercicio suave pero mantenido y cuyo resultado cuando se hace bien es quemar grasa, y el anaeróbico, intenso y de corta duración, cuyo resultado más importante es crear masa muscular. AERÃBICO: Correr, nadar, andar, andar en pendiente, bicicleta, spinning, aqua-gym. Aeróbic, bailar, máquina remo, rowing, máquina de esquà de fondo, cardio- step ANAERÃBICO: Pesas, body-pump, tenis, frontenis, squash, padel, mantenimiento para mayores⦠El paciente con sobrepeso necesita de ambos ejercicios: con el aeróbico quema grasa directamente, con el anaeróbico crea músculo que le permitirá estar más sano y quemar reservas en reposo con una dieta con menos calorÃas. Es casi imposible mantener la pérdida de peso si no se hace ejercicio frecuente. Ojo porque perder peso es muy sencillo. Lo difÃcil es mantener la pérdida. Es falso que âpor ejemplo- haciendo abdominales se queme la grasa de los âmichelinesâ?, porque la alimentación del músculo llega por sangre desde el hÃgado no por contigüidad. En mujeres, es frecuente que el Ãndice de masa corporal sea el correcto, pero ellas refieren acúmulos de grasa no deseados. Lo que ocurre es que su grasa corporal es excesiva y su masa muscular insuficiente, por tanto el ejercicio debe ir encaminado a crear masa muscular que queme de forma constante la grasa y a eliminar grasa mediante ejercicio aeróbico.