Cargando...

Mediante Internet

Internet

Los tratamientos psicológicos de carácter cognitivo conductual han sido los más utilizados a la hora de trasladar los servicios de psicología clínica a Internet. Esto es así, porque están muy protocolizados, a diferencia de otras ramas de la psicología, y por tanto hace más fácil su seguimiento mediante la tecnología. Los resultados de los estudios sobre la efectividad de los tratamientos de los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), llevados a cabo mediante Internet, muestra que estos pueden ser tan efectivos como el ofrecido cara a cara a la hora de disminuir algunas conductas de manera significativa, entre otras atracones, dietas restrictivas y el uso de laxantes. Los programas de prevención puestos en marcha a través de Internet han obtenido resultados favorables al respecto. Es el caso del Programa DICTA (Diagnóstico e Intervención de los trastornos de la conducta alimentaria). Este programa ha sido concebido online para la prevención y detección precoz de los TCA, en estrecha colaboración con los diferentes centros de enseñanza secundaria. Este tipo de programas, han conseguido disminuir significativamente la presencia de ciertos factores de riesgo como la preocupación por el peso y la figura corporal (Bruning et. al., 2004). Los resultados hasta la fecha son muy prometedores y avalan las ventajas atribuidas a esta forma de implementación, como por ejemplo: - Atmósfera de confort - Sentirse seguro - Fácil acceso - Fiabilidad y efectividad para ofrecer psicología de la salud - Bajo coste - Ausencia de limitaciones de tiempo Sin embargo, los riesgos también están presentes, por ejemplo: - Se ha comprobado que las interacciones entre pacientes con TCA pueden aumentar la sintomatología, en el caso del uso de foros sin un moderador experto en TCA. - Puede haber violaciones de la confidencialidad de los datos - Se puede estar alentando al sedentarismo - Se sabe que el uso excesivo de Internet puede afectar las relaciones familiares y sociales, por lo que es recomendable sólo como apoyo a tratamientos presenciales o de seguimiento. No obstante, ser conscientes de los riesgos y problemas que se manejan no debe ser motivo para el desánimo sino un aliento para mantener el reto del diseño de investigaciones más creativas, adecuadas y mejoradas a nivel metodológico. Lo importante es identificar en qué casos y condiciones concretas las ventajas superan los inconvenientes planteados y por supuesto intentar disminuir las desventajas.

Isabel Rubió Psicología IntraObes