Cargando...

Alergias y obesidad

Alergias y obesidad
Un estudio en 20.000 niños relaciona la dermatitis con el exceso de peso. La genética, la exposición a sustancias irritantes en el ambiente, una alimentación inadecuada, hongos, un clima lluvioso y húmedo... Las causas de la dermatitis o eccema atópico, una enfermedad crónica de la piel que afecta a uno de cada veinte niños y cuya prevalencia ha aumentado considerablemente en las últimas décadas, son muy variadas, pero ahora habrá que añadir a la lista una nueva causa: la obesidad.
La relación entre la patología y el exceso de peso acaba de ser demostrada en un estudio realizado entre 20.106 escolares de 6 a 7 años de diez zonas de España, entre ellas A Coruña, donde se efectuó el seguimiento a cerca de tres mil escolares. La investigación, en la que han participado 17 instituciones, tanto hospitales como incluso centros de Brasil y Estados Unidos, ha recibido el apoyo de la Fundación María José Jove y forma parte de un programa mucho más amplio, el Isaac, en el que participan más de cien países y en el que se analiza la prevalencia y las características de tres enfermedades infantiles: la dermatitis atópica, la rinitis alergia y el asma. Pero de todos los trabajos científicos a que ha dado lugar este programa, uno de los más sorprendentes es el que liga la dermatitis atópica con la obesidad, cuyas conclusiones han sido publicadas en la revista científica Journal of Investigacional Allergology and Clinical Inmunology. «Nos ha llamado la atención y, aunque esta posibilidad ya había sido intuida por otros autores, nosotros la confirmamos con una potencia importante, dado el tamaño de la muestra del estudio», explica el pediatra Ángel López-Silvarrey Varela, el responsable del trabajo en el área de Galicia. ¿Cuál es la relación de causa-efecto? Los autores no han podido detectarlo, ya que no era el objeto de la investigación, pero la relación entre obesidad y dermatitis atópica no ofrece dudas. «No sabemos si es primero la obesidad y luego la alergia, porque para ello serán necesarios estudios específicos posteriores en los que se establezca si son las grasas, los aditivos u otras variables los responsables de la relación, pero con el tamaño de la muestra está demostrada la asociación», apunta María Morales Suárez-Varela, coordinadora del estudio en España e investigadora de la Universidad de Valencia. Citoquininas: «La razón de esta relación no se sabe -añade López-Silvarrey-, pero una de las posibilidades que se barajan es que cuando alguien sufre un determinado cambio en su organismo (obesidad) se produce un cambio con relación a las citoquinas (proteínas que regulan las células del sistema inmune), lo que haría que tuvieran una menor tolerancia inmunológica al contacto con antígenos extraños a su organismo». La asociación entre dermatitis y obesidad ha quedado probada en el estudio, aunque este no era el origen del trabajo, ya que de lo que se trataba era de investigar la relación entre la enfermedad alérgica, la ingesta de distintos alimentos y el efecto de la dieta mediterránea. En este caso, sin embargo, los resultados fueron poco concluyentes. Lo que sí se ha visto ha sido que los niños que toman más leche, mantequilla y frutos secos tienen una menor prevalencia del eccema atópico.