Cargando...

La obesidad en España

Los especialistas reclaman políticas de prevención en el Día Europeo de la Obesidad, celebrado el domingo 22 de mayo, y alertan de la ineficacia de la “dietas yo-yo”.
 
Los especialistas han alertado de la “epidemia” de obesidad que afecta a los españoles, apuntando que la presenta el 28% de los adultos residentes en nuestro país e incidiendo en que la única manera de frenar esta “enfermedad crónica” es la prevención.
 
Con motivo de la celebración del Día Europeo de la Obesidad, celebrado el 22 de mayo, en el marco del LIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), el director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición, Felipe Casanueva, resaltó la amenaza que supone la obesidad para los ciudadanos. “Estamos ante una epidemia, pero aún no hemos logrado convencer de ello a las autoridades”, señaló.
 
En esta línea, aseguró que el problema es de una gran gravedad, dado que “un niño obeso será automáticamente un adulto obeso” y la evolución de la patología “no tiene visos de frenarse, sino de acelerarse”.
 
Por su parte, el presidente de la SEEN, Tomás Lucas Morante, aseguró que más de la mitad de la población española tiene problemas de sobrepeso, mientras que la obesidad como tal afecta al 28% de la población adulta, un índice superior a la media europea.
 
Además, el Dr. Lucas  alertó del notable incremento en los últimos años de la obesidad infantil, cuyos índices en España están a la cabeza de Europa. “Si no ponemos remedio, habrá generaciones futuras con esperanzas de vida menores que sus generaciones predecesoras”, explicó este especialista, que recordó las enfermedades asociadas a la obesidad, caso de la diabetes, la hipertensión y algunos tipos de cáncer.
 
Por ello, el Dr. Basilio Moreno, presidente de la Fundación de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, aseguró que tratar esta patología “es importante y rentable” de cara a evitar “enfermedades asociadas”.
 
Sin embargo, el Dr. Moreno señaló que la obesidad es “una enfermedad muy difícil de tratar” y para la que en la actualidad se dispone de un único fármaco que evita la absorción de grasas. Aunque este especialista subrayó la importancia de mejorar las normas de ingesta de alimentos, incrementar el ejercicio físico y mantener la conducta alimenticia, “a veces el fármaco es necesario” en los casos más graves.
 
Paralelamente, realizó una llamada de atención a la sociedad para que se conciencie del problema y apostó por la prevención como arma más adecuada para evitar la obesidad. “La prevención será lo único que pare esta epidemia”, sentenció el Dr. Moreno, al tiempo que apostó por la colaboración de otros profesionales con los endocrinólogos para tratar a los pacientes.
 
Por su parte, la Dra. Susana Monereo incidió en una campaña puesta en marcha este año con motivo del Día Europeo de la Obesidad contra las llamadas “dietas yo-yo”, que aumentan en época estival y de las que criticó sus efectos a largo plazo. En concreto, indicó que con este tipo de dietas “se pierde masa muscular y se tiende a recuperar grasa”, junto con “otro tipo de trastornos” como la hipertensión y “con frecuencia, un trastorno de conducta alimentaria que suele ir hacia el atracón de hidratos de carbono”.
 
“Una dieta hipocalórica y monótona va a crear en el organismo una sensación constante de falta de energía, lo que llevará a almacenar reservas en cuanto la dieta vuelta a una cierta normalidad”, alertó el Dr. Tomas Lucas Morente en referencia a que el 80% de las personas que sigue estas dietas recupera su peso inicial al concluirlas o incluso lo aumenta.
 
Por su parte, la Dra. Monereo señaló que “son dietas enormemente desequilibradas”, dado que “una cosa es perder peso y otra es adelgazar. Adelgazar es perder grasa”. Por ello, animó a las personas con sobrepeso a “buscar un buen profesional” que ayude en el “cambio del estilo de vida” y abandonar las “dietas yo-yo”.