Cargando...

Nutrición

Piramide ejercicio físico

Sedentarismo: Sinónimo de Deterioro

Cuando no se utilizan todas las estructuras orgánicas, los tejidos se reducen y debilitan, especialmentelos musculares y tendinosos, que se acortan, el músculo se fatiga con facilidad y ese cansancio genera contracturas dolorosas que suelen derivar en molestias crónicas. La falta de ejercicio o sedentarismo disminuye la capacidad de adaptación a la actividad física posterior cayendo así en un círculo vicioso. A su vez, la proporción de grasa es cada vez mayor en relación con los demás tejidos, aunque no necesariamente haya aumentado de peso, debido a la disminución de la masa muscular. El sedentarismo acarrea también disfunciones orgánicas: estreñimientos, várices, propensión a la inflamación de los órganos abdominales(provocada por distensión de los músculos debilitados de la pared abdominal), sensación de fatiga. Muchos dolores de espalda que no tienen origen en traumatismos o enfermedades se deben a la debilidad de los músculos de esa zona, que se contractura de forma casi permanente. A menudo, el simple esfuerzo de mantener erguida la espalda representa para el sedentario una exigencia mayor de la que sus músculos son capaces de soportar. El esqueleto se vuelve frágil y débil y pierde paulatinamente su aptitud para cumplir funciones más allá de los movimientos rutinarios. El esqueleto del individuo sedentario se descalcifica progresivamente (lo que deviene en osteoporosis) y se vuelve menos resistente a tensiones, más frágil a los traumatismos y más propenso a enfermedades degenerativas como artrosis y artritis, que el de quienes viven asiduamente entrenados. La calidad de vida de una persona se puede medir según distintos parámetros. Uno de ellos es elenvejecimiento neurológico, el cual se produce también en mayor prevalencia en personas sedentarias frente a las físicamente activas. Además beneficia la función cardiorrespiratoria y de ella depende nuestra resistencia al esfuerzo. Una vida sedentaria, que suele ir acompañada por una mala alimentación y un mal descanso, desemboca irremediablemente en un deterioro del organismo y, enmuchos casos, en una enfermedad crónica. Y las enfermedades cardiovasculares son enfermedades crónicas degenerativas, fuertemente asociadas a las condiciones de vida. Los músculos del cuerpo tienden a aplanarse, a perder fuerza y a endurecerse si no se los trabaja correcta y periódicamente. Lo mismo ocurre con la flexibilidad: hay que ejercitarla si no queremos perderla. Todo esto nos demuestra hasta qué punto una vida sedentaria influye de manera negativa ennuestra calidad de vida. Propuestas activas para empezar con la actividad física: ·       Olvidarse de los ascensores: subir y bajar lentamente por las escaleras. ·       Realizar compras en comercios que estén un poco más lejos de casa para aprovechar la caminata diaria. ·       Ejercitar los músculos de los brazos mientras permanecemos sentados realizando movimientos circulares. ·       Caminar por lo menos de 5 a 10 kilómetros por día. Poco a poco el cansancio de las primeras veces desaparecerá. ·       Dormir sobre colchones rígidos para conservar la postura y conciliar un sueño profundo. ·       Andar en bicicleta por el parque para obtener así una inyección de oxígeno vital. ·      Caminar y nadar son los mejores ejercicios físicos. Siempre después de realizar una actividad intensano debemos detenernos súbitamente.