Cargando...

Nutrición

La cruzada del alcalde de Nueva Cork, M. Boomber, contra la obesidad de los neoyorquinos entra al próximo 31 de marzo en una nueva fase. A su batalla contra el uso de grasas saturadas, prohibidas de los restaurantes de la Gran Manzana el pasado julio, se añade ahora la obligación para las cadenas con más de 15 locales de mostrar en sus menús las calorÃas de cada plato. Con esta medida el Ayuntamiento espera reducir los problemas de salud provocados por la obesidad y sobrepeso. âEl 54% de los neoyorquinos (3,2 millones de personas ) y el 43% de los niños son obesos o tienen sobrepeso. Conocer las calorÃas les ayudará a tomar decisiones más saludables respecto a lo que comen y bebenâ?, afirman desde el Ayuntamiento. En esta ciudad las cadenas constituyen el 10% del total de establecimientos hosteleros, pero sirven un tercio de las comidas que se consumen. Hace dos años, T. Frieder, responsable del Departamento de Salud Local, trató de obligar a los restaurantes que ofrecÃan información calórica de forma voluntaria â McDOnalds, por ejemplo, lo hacÃa en sus bandejas- a mostrarlas con claridad en sus menús, pero la medida fue abolida tras una denuncia que ganaron los restaurantes. F. Frieder espera asà que se reduzca en 150.000 el número de obesos y en 30.000 el de diabéticos. (El PaÃs, 2/02/2008)