Cargando...

Las zonas con más casos de sobrepeso entre los menores de seis y doce años son aquellas en las que el nivel socioeconómico es menor debido a que el azúcar y los alimentos grasos son los más baratos

Los niños sevillanos son los más obesos de Europa. Así lo aseguró ayer la delegada de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Sevilla, Teresa Florido, en la presentación del estudio antropométrico y de hábitos de alimentación y actividad física que el Consistorio llevó a cabo en 2010 en escolares de entre seis y doce años. Casi el 30% de los menores de la capital andaluza sufren obesidad y sobrepeso, una media que según confirmó la edil, supera a la de Andalucía, España y Europa.

Según fuentes del Ministerio de Sanidad, nuestro país se ha convertido en el cuarto de la Unión Europea con mayor número de niños con sobrepeso, ya que el 16,1% de menores de 6 a 12 años de edad sufre obesidad. Este porcentaje sólo lo superan países como Italia, Malta y Grecia. La capital andaluza tiene el dudoso honor de duplicar dicho dato y situarse de esta forma en el primer puesto de las ciudades con el índice de obesidad infantil más alto de la UE. Un hecho que llama la atención teniendo en cuenta que nuestra sociedad posee una de las mejores dietas alimentarias del mundo: la dieta mediterránea. Precisamente, Florido quiso llamar la atención sobre los hábitos saludables para prevenir la obesidad infantil. Un problema que cada vez es mayor, ya que en 2010 el porcentaje de menores con problema de sobrepeso era del 24,8%. Casi cinco puntos menos que en 2011. La edil advirtió que la obesidad es un elemento que se perpetúa en la adolescencia y la madurez. "El niño que sufre obesidad tiene un alto riesgo de arrastrarla durante su juventud y su madurez", aseguró. Además, explicó que el sobrepeso es un factor de riesgo muy importante debido a la cantidad de enfermedades que provoca, entre las que destacan las cardiorvasculares y algunos cánceres. Por otro lado, el estudio mostró que las zonas con mayor número de niños obesos o con sobrepeso son aquellas en las que el nivel socioeconómico es menor. "El azúcar y la grasa son los alimentos más baratos; por lo tanto, son los más asequibles para los ciudadanos de los barrios más pobres de Sevilla", declaró la concejal. Y es que una buena alimentación parece ser garantía de buena salud. Sin embargo, el 47,5% de los escolares presentan un nivel nutricional bajo, debido en gran parte a que el 95% no realiza un desayuno saludable (prescinden de lácteos y cereales y se decantan por alimentos grasos o bollería). Además, el 52% prefiere merendar dulces antes que otros alimentos como la fruta. En el almuerzo y la cena, la mayoría de niños consumen más carne que pescado y se alimentan "de forma insuficiente" de frutas y verduras. Para atajar un problema que "está adquiriendo una dimensión cada vez más preocupante", Florido señaló que lo más importante es la prevención, una dieta saludable y el ejercicio físico. Según la edil, éste último factor se ha incrementado en los últimos años, ya que el 78,9% de los niños y el 55,9% de las niñas realizan deportes extraescolares entre semana, unos porcentajes que superan el 95% los fines de semana. Aún así, el 85,7% de los menores de entre 6 y 12 años dedican gran parte de su tiempo a ver la televisión (una media de dos horas diarias). Un dato que se reduce en cuanto al uso de las videoconsolas (66,2%) y los ordenadores (59,6%).

Enlace: http://www.diariodesevilla.es/sevilla/sevillanos-cabeza-obesidad-infantil-Europa_0_458054714.html