Cargando...

Reduce la ingesta de los niños

Un estudio encontró que los padres eligen cien calorías menos por comida para sus hijos de forma rutinaria. Cuando la información nutricional está disponible en los menús de los restaurantes de comida rápida, es más probable que los padres elijan alimentos más bajos en calorías para sus hijos, según encuentra una investigación reciente. El nuevo estudio, llevado a cabo con menús de McDonald's, sugiere que así es. Muchas cadenas de restaurantes de EE.UU. proveen ahora la información nutricional sobre los artículos de sus menús, con frecuencia como resultado de la legislación. Pero no estaba claro si dicha información implicaría un consumo más saludable. Para el estudio, el equipo de Tandon encuestó a 99 padres de niños de tres a seis años sobre los alimentos que seleccionaban para sus hijos en restaurantes de comida rápida. A los padres se les dieron imágenes de opciones del menú de McDonald's y se les preguntó qué artículos elegirían para sí mismos y para sus hijos. La mitad de los menús tenían información calórica sobre cada artículo, y la otra mitad no. Entre las opciones había emparedados, ensaladas, salsas, acompañamientos, bebidas, postres y comidas para niños. El equipo encontró que los padres que recibieron menús con información sobre las calorías elegían artículos con un promedio de 102 calorías menos para sus hijos que los padres cuyos menús no presentaban datos sobre las calorías. Sin embargo, no hubo diferencia entre los dos grupos respecto a las calorías en los artículos que los padres elegían para ellos mismos. Tandon también espera que los restaurantes cambien sus menús y ofrezcan más comidas más sanas y con menos calorías. Samantha Heller, dietista registrada, nutricionista clínica y fisióloga del ejercicio, dijo que "publicar las calorías en los menús es una buena idea, y los dietistas registrados como yo esperan que ayudará a la gente a elegir opciones más sanas cuando salen a comer". Los consumidores también necesitan tomar en cuenta otros valores de los alimentos, como la sal, la grasa saturada y el colesterol, enfatizó Heller. Heller dijo que era "desafortunado" que los padres no eligieran alimentos de menos calorías para ellos mismos. Una investigación presentada en octubre en la reunión anual de la Obesity Society en Washington, D.C., hace eco de los hallazgos del grupo de Tandon. En ese estudio, los investigadores encuestaron a más de 10,000 clientes de 275 restaurantes de comida rápida en la ciudad de Nueva York. Encontraron que los que veían o utilizaban la información calórica disponible seleccionaban artículos que totalizaban 106 calorías menos frete a aquellos que no lo hacían. Fuente/s: MedlinePlus