Cargando...

Sobre nuestra salud

Ejercicio moderado
Mantenernos activos a lo largo del día, es mucho más beneficioso para nuestra salud física y psicológica, que machacarnos a hacer ejercicio un día a la semana. Hablamos de tener unas horas de actividad AL DÍA. Con ello, se consigue un mayor beneficio en la prevención de enfermedades como la diabetes o la obesidad, así como una mejora en el estado de ánimo. Podemos calcular las horas al día que estamos sentados y las que estamos activos y de ahí intentar sacar momentos del día en los que podríamos aumentar la actividad diaria. Puede ser por ejemplo yendo andando a los sitios, bajar en una parada de autobús anterior a la de nuestro destino, o apuntarnos a alguna actividad que nos resulte agradable. Podemos hacerlo solos/as, o acompañados/as. Realmente para hacer una actividad, no deberíamos necesitar a nadie, pues si nos falla la compañía, nos puede frenar para llevar a cabo nuestro objetivo, hacer ejercicio. Aumentando la actividad moderada a lo largo del día y no dejándolo para sólo una hora en concreto del día, en la que hacer ejercicio físico intenso, los niveles de quema de glucosa así como la disminución del colesterol malo, se hacen más evidentes. Esta forma de enfocar el ejercicio, menos intenso y más moderado, más veces al día, mejora la salud, tanto de aquellas personas afectadas ya por un infarto u otro problema cardiovascular, como en personas sanas, previniendo estas enfermedades. A nivel psicológico, el ejercicio aumenta el nivel de endorfínas, por lo que tiene un efecto antidepresivo. Estas endorfinas, nos producen un bienestar, que ayuda a que nos “enganchemos” a hacer una actividad determinada, porque el cuerpo busca volver a sentir tal sensación agradable. El ser humano se habitúa a las conductas que repite, por tanto, salir a andar, pasear, o practicar alguna actividad a diario, es algo que nos puede costar un poco al principio, pero cuando el cuerpo se habitúa, termina por pedírlo, y se hace mucho más fácil su práctica. Desde IntraObes os animamos a empezar a dosificar actividades al lo largo del día, estos es, para aquellos que no lo hagan ya, e incluso a practicar algún ejercicio agradable, en el que al mismo tiempo que os divertís, mejoréis vuestra la salud. Psicología IntraObes Isabel Rubió