Cargando...

Calidad alimentaria

El desayuno sería realmente la comida más importante del día, siempre y cuando sea saludable, indicó un nuevo estudio A partir de una encuesta nacional sobre salud nutricional realizada a adultos en Estados Unidos, un equipo de investigadores halló que las personas que ingerían alimentos de bajas calorías en el desayuno tendían a tener una alimentación de mejor calidad en general. Asimismo, los hombres que ingerían un desayuno saludable tendían a pesar menos. Las mujeres que desayunaban, independientemente de los alimentos que incluían, pesaban menos que las que lo salteaban. Los resultados, publicados en American Journal of Clinical Nutrition, respaldan de alguna manera a estudios previos que habían revelado que las personas que desayunan son menos propensas a tener sobrepeso y que la clave es consumir un desayuno de alta calidad, en lugar de mordisquear algo dulce. Los estudios disponibles demostraron, por ejemplo, que las personas que en el desayuno comen un bol con cereales pesan menos que las que saltean el desayuno o quienes eligen comenzar el día con carne y huevos. Lo que hace "único" al nuevo estudio es que sugiere que consumir alimentos en el desayuno reducidos en "densidad energética", esto es, de bajas calorías, "prediría mejores elecciones alimentarias para el resto del día y ayudaría a manejar mejor el peso corporal", declaró por escrito el doctor James Rippe. Las frutas, las verduras y los granos integrales ricos en fibra, por ejemplo, son reducidos en densidad energética, mientras que las preparaciones como la pastelería danesa y los dulces poseen una elevada cantidad de calorías. Los nuevos resultados destacan la importancia de elegir las opciones de baja densidad energética para el desayuno, dijo Rippe, cardiólogo del Rippe Lifestyle Institute, en Shrewsbury, Massachusetts. Los resultados surgen de las respuestas de más de 12.000 adultos en Estados Unidos que participaron en tres encuestas nacionales de salud entre 1999 y el 2004. En general, quienes habían desayunado con alimentos de baja densidad energética los días previos eran mucho más propensos que el resto a elegir alimentos de bajas calorías para el resto de las comidas. Como grupo, ellos tenían también una dieta de mayor calidad al ingerir una amplia variedad de alimentos y más vitaminas y minerales. Los hombres que tomaban un desayuno reducido en densidad energética tendían a pesar menos, aún tras considerar factores como el ejercicio y los ingresos. Entre las mujeres, cualquier tipo de desayuno estaba asociado con una menor probabilidad de ser obesa, aunque la densidad calórica de otras comidas del día sí parecía ser importante. El equipo sostuvo que se necesitan más estudios para confirmar estos resultados. Por ahora, los autores sugieren alentar a los hombres a tomar un desayuno reducido en densidad energética, mientras que las mujeres no deberían saltear el desayuno e incluir también alimentos de baja densidad energética durante el día. Fuente: MedLine Plus