Cargando...

Trastorno por atracón alimentario

Trastorno por atracón alimentario
El Trastorno por Atracón o binge eating disorder, es considerado por el manual DSM-IV-TR, un Trastorno de la Conducta Alimentaria No Especificado (TCANE).
Aparece en un 30% de los pacientes que siguen programas para perder peso y en un 2-5% de la población general. 
Las personas que lo padecen, pueden presentar una obesidad importante, fluctuaciones en el peso, grandes dificultades para perder peso y mantener el peso perdido. 
La ingesta de comida es mayor en la alimentación diaria y en los atracones. Ésta es fundamentalmente de grasa, dulces y comida rápida. 
Esta nueva dolencia, consiste en ingerir compulsivamente alimentos hasta sentirse desagradablemente llenos como modo de satisfacer otras carencias emocionales. 
Los atracones, se caracterizan por la ingesta de alimento en un período corto de tiempo, en cantidad superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período de tiempo similar y en las mismas circunstancias y además se tiene que dar la sensación de pérdida de control sobre la ingesta de alimentos.
Los episodios de atracón se asocian a 3 o más de estos cinco síntomas: 
•Ingesta mucho más rápida de lo normal 
•Comer hasta sentirse desagradablemente lleno
•Ingesta de grandes cantidades de comida pese a no tener hambre
•Comer a solas para esconder su voracidad 
•Sentirse a disgusto con uno mismo o sentimiento de culpabilidad después del episodio.
Otro criterio fundamental es que no hayan estrategias compensatorias, tales como vómitos, ejercicio físico extenuante, períodos de ayuno o uso de laxantes, como en el caso de la Bulimia Nerviosa.
Para ser considerado Trastorno por Atracón, hay que tener en cuenta la frecuencia de los atracones, debiendo cumplir un promedio mínimo de dos 2 veces a la semana, durante 6 meses. 
El diagnostico de Trastorno por Atracón implica que los atracones provoquen malestar clínicamente significativo, que debe incluir insatisfacción durante y después de cada episodio y preocupación sobre los efectos a largo plazo que dichos atracones pueden tener sobre el peso y la imagen corporal.
Algunos individuos, manifiestan que sus atracones están desencadenados por estados de ánimo disfóricos, como puede ser la Depresión.
Para el tratamiento de este trastorno es importante trabajar sobre los posibles desencadenantes del atracón, así como las consecuencias emocionales del mismo.
Psicología IntraObes
Isabel Rubió