Cargando...

Empieza el curso escolar y los expertos avisan que el comedor sigue siendo la asignatura pendiente

La Sociedad Española de Dietética recuerda que la alimentación de los más pequeños es básica para prevenir la obesidad y el fracaso escolar. Se acaban de publicar una serie de CONSEJOS PARA ELEGIR CONVENIENTEMENTE EL COMEDOR ESCOLAR. Estos consejos pueden guiarle en la elección del centro escolar que cuente con el servicio de comedor más adecuado a las necesidades de su familia: 1. Al igual que visitamos el colegio y vemos las aulas o el patio de recreo, también conviene ver el comedor y asegurarse de que sus instalaciones son las adecuadas para la cantidad de niños que acudirán diariamente a él. 2. Es necesario que los menús escolares sean acordados mensualmente entre la dirección del colegio, la empresa que gestiona la cocina y los padres. Siempre es necesario que un experto en nutrición esté presente para que el menú elegido sea nutricionalmente equilibrado. Los padres deben olvidarse de sus propios gustos y atender a las recomendaciones de los expertos. 3. Si no está de acuerdo con los menús que sirven en su colegio, acuda a la ConsejerÃa de Sanidad de su Comunidad autónoma para denunciarlo y recabar las mejoras pertinentes. 4. Imprescindiblemente, el menú escolar será variado y equilibrado: habrá verdura en cantidades suficientes, bien presentada y de forma que resulte atractiva a los niños; las guarniciones de los platos serán preferentemente verduras o ensaladas; no se abusarán de los fritos (una vez o dos a la semana); habrá pescado un par de veces a la semana (sin espinas y con un cocinado que lo haga atractivo para los niños) y la legumbre estará incluida entre una y dos veces semanales. El postre de elección será la fruta natural (los dulces, helados y la fruta en almÃbar será de uso esporádico). 5. Los menús se entregarán por escrito a los padres con su correspondiente valoración nutricional AVALADA por un profesional cualificado. 6. Es imprescindible que los niños con necesidades especiales (alérgicos, obesos, diabéticos, celÃacos, etc.) sean atendidos adecuadamente, garantizándose que tienen un menú seguro e individualizado. 7. La dirección del colegio y la AMPA se interesarán por la formación especÃfica que recibe el personal del comedor asà como los auxiliares para atender adecuadamente a los niños. 8. En casa, es necesario ocuparse de que los desayunos, las meriendas y las cenas sean suficientes y complementarias del menú escolar. No sirve de nada que en el colegio el niño coma bien si luego en el domicilio no hay orden ni respeto a las normas dietéticas. LE INTERESA SABER QUE... En los comedores escolares españoles hay generalmente una presencia insuficiente de frutas, verduras y legumbres. La ingestión de carne es elevada y la de pescado completamente deficitaria. Entre los muchachos, el 45% afirma comerse âla mitad de la raciónâ? que le sirven a mediodÃa en el colegio debido a âsu sabor o su aspectoâ?. Sorprende que pequeñas y grandes empresas de hostelerÃa apenas dispongan en su plantilla de dietistas, lo que en otros paÃses de nuestro entorno, como Francia, es algo habitual. La administración española tampoco exige la participación de un profesional adecuado en la supervisión de los menús servidos en establecimientos de restauración colectiva. No en todas las Comunidades autónomas es obligatorio proporcionar menús a los niños alérgicos, celÃacos, etc. Esto crea una discriminación sorprendente con niños con más derechos en unas regiones que en otras. Los alimentos consumidos en el colegio aportan alrededor del 35% de las calorÃas y nutrientes ingeridos en todo el dÃa. Cuando la obesidad y otros problemas ligados a la dieta son un problema importante, en los comedores escolares españoles es difÃcil encontrar suficiente fruta, verduras, legumbres y pescado. Los alumnos que requieren menús especiales por diferentes motivos son ya entre el 2 y el 3% de todos los escolarizados: alergias (69%), otras enfermedades (20.5%) y causas religiosas (10.5%) son las más frecuentes. Sin embargo, no en todos los centros educativos se garantiza el acceso seguro al comedor escolar. FUENTE: S.E.D.C.A. (Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación)