Cargando...

Menos y más despacio

CONSEJOS A LA HORA DE COMER: CAMBIAR EL ENTORNO EN EL QUE SE COME.
  • Fijarse hora y lugar para comer.
  • Limitar el espacio y lugares donde comes: buscar un lugar concreto de casa, y comer en ese lugar siempre.
  • Establecer un horario fijo de comidas.
  • Evitar comer fuera de casa a menos que sea necesario.
CAMBIAR LA FORMA DE COMER: Objetivo: Conseguir comer de forma que consiga la sensación de saciedad más rápidamente.Si comemos deprisa
  • La sensación de saciedad no llega al cerebro: la sensación de saciedad tarda en llegar al cerebro unos 20 min. Si tardamos menos en comer, aún no somos conscientes de nuestra saciedad, y por tanto acabamos comiendo más de lo que realmente necesitamos.
  • El estómago tiene que âtrabajarâ? más y la sensación de hambre tarda más en desaparecer.
  • No saboreamos la comida.
CAMBIAR ESTÃ?MULOS:
  • Utilizar platos y/o cubiertos pequeños.
  • Hacer la comida justa.
  • Servirnos sólo una vez.
  • Sacar un plato cada vez y levantarnos para coger el siguiente: esto nos permite además establecer pausas entre plato y plato, y por tanto hace que tardemos más en terminar de comer.
  • No comer de un plato común: asà no sabemos realmente la cantidad que acabamos comiendo.
  • Dejar un poco de comida en el plato, como ejercicio de autocontrol.
  • Levantarme y limpiar la mesa en cuanto termine de comer (para evitar sacar algo más de comida o servirnos más cantidad).
  • Tomar trozos pequeños de comida (cortar la comida en trocitos pequeños).
  • Bajar el cubierto: No volver a llenar de comida hasta que no te hayas tragado lo que tienes en la boca â Aumentará el tiempo empleado en comer.
  • Masticar despacio.
  • Conversar mientras comes (asà nos obligamos a hacer pausas entre bocado y bocado).
  • Beber lo mÃnimo en la comidaâ El alimento seco ayuda a sentirse saciado.
  • Tomar la menor cantidad posible de azúcar â Aumenta el apetito posterior.
  • Dejar pasar 20 min. para identificar la sensación de saciedad antes de seguir comiendo, cuando no sabes si sigues teniendo hambre.