Cargando...

Psicologia

Actividad fisica
En España, existe alrededor de un 40 % de personas que no realizan ninguna actividad física. El 13,5 % de las muertes en nuestro país se podrían haber evitado si los pacientes hubieran incluido una actividad física en su día a día, según un estudio realizado por el profesor D. José Ramón Pinen la Deusto Business School. Además de provocar 53.000 muertes al año, el sedentarismo afecta negativamente a la calidad de vida de las personas, de la misma manera que el estrés o el consumo de sustancias tóxicas, afirma la OMS. Llegados a este punto, si tienes un estilo de vida sedentario, desde ClínicaEscartí te animamos a que incluyas la actividad física en tu estilo de vida. Conseguir crear y mantener un hábito saludable, no es una cuestión de intención o voluntad, si no de expectativas y metas. Rebajar estos dos conceptos a acciones alcanzables será la clave del éxito!. Los cambios duraderos y estables, no se realizan de repente, en un corto período de tiempo, si no más bien son como una escalera, peldaño a peldaño se van subiendo. Intenta no focalizar tu atención en lo alto de la escalera, si no en el próximo peldaño!!!. Te presentamos algunos consejos prácticos, que te ayudarán a aumentar la actividad física en tu día a día: Procura desplazarte andando a tu lugar de trabajo, o si necesitas ir en coche, podrías aparcar una o dos manzanas antes de llegar. Caminar a un ritmo moderado 10-15 minutos durante la mañana te ayudará a aumentar el gasto energético el resto del día. Deja de lado el ascensor y sube escaleras. Es un estupendo ejercicio cardiovascular, al alcance de tus piernas. Puedes empezar combinando ascensor y escaleras e ir reduciendo el tramo subido en ascensor, poco a poco. Asocia momentos de ocio con actividad física. Planifica pequeñas excursiones en las que se pueda caminar, mientras realizas turismo. De esta manera, estarás realizando actividad física de manera entretenida y divertida, sin la sensación de estar haciendo deporte. Si no realizas ningún deporte pero te gustaría hacerlo puedes tomar todas estas actitudes anteriormente citadas, y además: Pregunta a personas de tu alrededor qué deportes realizan y qué sensaciones tienen. Puedes unirte a ellas para empezar o“engancharte”. Realizar ejercicio en grupo fortalece las relaciones sociales, y te facilitará el inicio de una actividad. Puedes buscar en gimnasios o centros deportivos cercanos la posibilidad de hacer sesiones de prueba gratuitas, hasta que encuentres la actividad que más se ajuste a ti. No todos los estilos tienen por qué gustarte. De esta manera, encuentra qué deporte se ajusta más a tu perfil personal. No importa si necesitas probar más de uno, lo que importa es que no dejes de intentarlo hasta que lo encuentres. Una vez lo hayas hecho, empieza a practicarlo de manera ligera. Es decir, en sesiones cortas a frecuencia media-moderada. Así progresivamente puedes subir tanto la intensidad como la frecuencia. Por ejemplo, puedes empezar realizando sesiones de 30-40 minutos 3 veces por semana durante un mes, e ir subiendo en duración e intensidad progresivamente. Si antes realizabas algún deporte, retómalo. Es probable que ya poseas la técnica, sólo te falta el fondo. Y este lo conseguirás como en los dos puntos anteriores; en sesiones cortas pero frecuentes. Cada día tienes diferentes oportunidades para que tu actividad sea más activa. Desde Clínica Escartí, te invitamos a que no las dejes pasar! Un saludo a tod@s!! Clínica Escartí, psicología