Cargando...

Robot Da Vinci Xi: precisión y seguridad en cirugía bariátrica y metabólica

CIRUGIA ROBOTICA DE OBESIDAD Y DIABETES
Cirugía Robótica Avanzada en Cirugía de Obesidad y Diabetes Tipo 2
 
Da Vinci: máxima precisión y control
Creado siguiendo el modelo de los brazos robotizados de la NASA para manipular objetos en el espacio, el robot Da Vinci supone una revolución en el campo de las operaciones de máxima precisión, ya que sigue las órdenes del cirujano de forma absolutamente precisa, permitiendo realizar movimientos y acceder a lugares de difícil acceso de forma convencional.
Fue diseñado por Intuitive Surgical y aprobado por la FDA-USA desde el año 2000 para la cirugía digestiva. Se calcula que este dispositivo ha asistido en más de 3 millones de intervenciones quirúrgicas en todo el mundo desde el año 2000.
Este sistema está considerado como el mejor sistema robótico quirúrgico que existe en la actualidad. 
IntraObes dispone en el Hospital Universitario HLA-Moncloa (Madrid) y en el Hospital IMED Valencia del sistema quirúrgico robótico Da Vinci Xi (última generación). Los pacientes del Hospital La Vega (Murcia) pueden ser operados en Madrid y posteriormente realizar su seguimiento en Murcia
En la Comunidad de Madrid hay 13 equipos Da Vinci en la actualidad (Abril 2019). En la Comunidad Valenciana solo 2, el de nuestro hospital (el único en la provincia de Valencia) y en Torrevieja (Alicante).

Diferencias entre la cirugía tradicional abierta, laparoscópica y el Sistema Quirúrgico Da Vinci
En la cirugía abierta tradicional, el médico practica una larga incisión que luego necesita agrandar para poder acceder al lugar de la anatomía del paciente que necesita intervenir. En la cirugía mínimamente invasiva tradicional (cirugía laparoscópica), el cirujano opera con instrumentos manuales rígidos que se hacen pasar a través de pequeñas incisiones, y observa la anatomía a través de un monitor de video estándar. El sistema robótico Da Vinci permite una precisión milimétrica al poder ampliar mecánica y digitalmente los movimientos del cirujano, evitando por completo el temblor de la mano, haciéndolo especialmente útil en aquellas intervenciones en las que la precisión marca la diferencia.
La denominación de “robot” puede dar lugar a un error de concepto, ya que el sistema Da Vinci no se programa y actúa de forma autónoma interaccionando con su entorno, sino que obedece fielmente las órdenes del cirujano. De este modo, sería más un autómata o un sistema “maestro-esclavo” que un robot.

Beneficios para los pacientes:
  • Menos molestias y dolor post operatorios.
  • Cicatrices más pequeñas (de 8 mm en lugar de 10-12).
  • Menor riesgo de infección.
  • Menos pérdida de sangre.
  • Menor tiempo de estancia hospitalaria
  • Recuperación más rápida y vuelta a la vida normal.
 
Ventajas de la Cirugía Robótica para el cirujano:
  • Mejor visión: La imagen del área quirúrgica es más clara.
  • Visión 3D de alta resolución: El uso del Robot da Vinci le permite al cirujano ver en tercera dimensión en lugar de en dos dimensiones, que es la visión que tenemos en cirugía laparoscópica.
  • Mayor precisión: El robot elimina el temblor natural y da la capacidad de maximizar la precisión de los movimientos del cirujano.
  • Mayor rango de movimientos: Facilita las técnicas quirúrgicas. Permite giros imposibles para la mano humana.
  • Intervenciones en zonas de difícil acceso.
 
Nuevo Da Vinci Xi
El Hospital HLA Moncloa (Madrid) e IMED Valencia disponen del robot Da Vinci Xi, la última generación en la familia de robot Da Vinci. El robot Xi destaca por:
  • Mejor visión:  sistema de visión Firefly que posibilita la visualización en tiempo real de imágenes de alta resolución del flujo vascular y microvascular de los tejidos.
  • Mejor sistema de sellado y corte de tejidos: sistema Vessel Sealer, un instrumento que optimiza el sellado y el corte de vasos de hasta 7 milímetros de diámetro y de estructuras tisulares.
  • Mejor conexión entre el robot y la mesa de operaciones, lo que permite una colocación más cómoda del paciente que facilita mejores ángulos de trabajo y, por tanto, mejores resultados. Otra de las grandes ventajas de este tipo de dispositivos es que eliminan el temblor fisiológico de las manos del cirujano o los movimientos involuntarios, además de mejorar la claridad y precisión en los detalles de las imágenes gracias a una visión en 3D hasta con 10 aumentos sin necesidad de gafas u otros equipos.
 
Aprendizaje y acreditación Da Vinci
 
El primer elemento clave es que el cirujano que utilice el Da Vinci en cirugía de obesidad y diabetes ya debe ser un experto cualificado en este campo.
El proceso de aprendizaje para que un cirujano experto en cirugía de obesidad pueda emplear la cirugía robótica se compone de varias fases, y se necesita una acreditación específica.
Se desarrollan cinco fases de aprendizaje:
  1. Conocimiento del sistema y sus aplicaciones (con el aparato sin pacientes)
  2. Formación en centros de entrenamiento específicos en cirugía de robots (simuladores y cirugía en animales)
  3. Sesiones de formación práctica en centros acreditados (cirujano visitante)
  4. Acompañamiento por parte de cirujanos robóticos experimentados durante los primeros casos.
  5. Formación específica en los pocos centros especializados en cirugía bariátrica robótica que existen en el mundo, con el fin de facilitar la progresión a nuevos procedimientos.
 
La formación la hacemos cirujano, ayudante e instrumentista.

Espero que os haya parecido interesante

Dr Miguel Angel Escartí
Cirujano Bariátrico y Metabólico

Hospital Universitario HLA Moncloa (Madrid)
Hospital HLA La Vega (Murcia)
Hospital HLA San Carlos (Denia)
Hospital IMED Valencia