Cargando...

La cirugía para perder peso reduce complicaciones de hipertensión

La cirugía para perder peso reduce complicaciones de hipertensión

La cirugía para perder peso reduce un 40% las complicaciones de la hipertensión

Los pacientes que sufrieron una pérdida de peso importante después de una cirugía bariátrica redujeron su riesgo de enfermedades relacionadas con la hipertensión arterial (HTA) en un 40%, de acuerdo con la investigación de los investigadores del Massachusetts General Hospital y la Harvard Medical School de Boston (USA).

Aunque la obesidad se conoce como un factor de riesgo para la hipertensión, poco se sabe si las intervenciones para bajar de peso reducen el riesgo de eventos adversos relacionados con la hipertensión, como el uso de atención aguda (visita al departamento de urgencias y hospitalización no planificada). Por lo tanto, los investigadores usaron la cirugía bariátrica como un instrumento para investigar el efecto de la gran reducción de peso en el riesgo de uso de atención aguda para enfermedades relacionadas con la hipertensión en adultos obesos con hipertensión.

En total, se incluyeron 980 pacientes en el análisis primario, la edad media de 48 años. El 74% eran mujeres y el 55% eran blancos no hispanos. Antes de la cirugía bariátrica (13-24 meses antes) observaron al menos un uso de atención aguda para la enfermedad relacionada con HTA en el 17,8% de la población estudiada. El riesgo no cambió en los siguientes 12 meses previos a la cirugía.

En contraste, observaron una disminución significativa en el riesgo después de la cirugía bariátrica (prácticamente a la mitad). Dentro de los 12 meses posteriores a la cirugía bariátrica, el 10,5% experimentó un uso agudo de atención para la enfermedad relacionada con HTA. El riesgo permaneció significativamente reducido durante el período subsiguiente de 13-24 meses después de la cirugía.

Se observó que la reducción de riesgo es similar en los grupos de edad de 18-44 y 45-54 años, y que las mujeres tuvieron una reducción similar en el riesgo durante los 2 años posteriores a la cirugía, mientras que los hombres tuvieron una reducción significativa sólo en los primeros 12 meses después de la cirugía bariátrica.

En conclusión, los investigadores informan que el riesgo de uso de atención aguda para complicaciones de la hipertensión arterial bajó un 40% después de la cirugía bariátrica. El gran descenso observado en el riesgo permaneció significativo durante al menos dos años después de la cirugía. Una pérdida sustancial de peso puede revertir el vínculo entre la obesidad y las morbilidades relacionadas con HTA.