Cargando...

Las 4 variables para saber si soy candidato

Perder peso o adelgazar

Esta es una duda frecuente.

Es relativamente fácil de resolver, depende de 3 hechos objetivos y uno algo más subjetivo.

 

  1. EL PESO.

El peso en realidad depende de la altura y también en cierta medida de la constitución física.

Un paciente que tenga un sobrepeso de más de 30 kg sobre su peso ideal, o un índice de masa corporal mayor de 35 kg/m2 es candidato a cirugía para adelgazar o bariátrica.

El índice de masa corporal se calcula dividiendo e peso por la altura en metros al cuadrado. Si quieres calcular ahora tu índice de masa corporal puedes encontrar una calculadora en este enlace https://intraobes.com/calcular-imc-exceso-peso-perdido.

 

  1. LAS ENFERMEDADES ASOCIADAS (COMORBILIDADES)

Algunas enfermedades como la diabetes tipo 2, la apnea del sueño, la hipertensión arterial, la cardiopatía, la dislipemia*, las artropatías que incapacitan el movimiento o la grave afectación psicológica por el peso “adelantan” la indicación de cirugía: cuantos antes se trate el peso antes se resolverán estas enfermedades y menos secuelas dejarán. Otras consecuencias del peso como la infertilidad o la marginación laboral son situaciones que nos deben hacer reflexionar que debemos resolver esto de una vez.

(*tener colesterol y/o triglicéridos altos)

 

  1. EL TIEMPO DE EVOLUCIÓN DEL PESO.

Este factor es importante. Si te casaste hace 2 años (por poner un ejemplo, vaya) o has cambiado mucho tu estilo de vida, y has aumentado en ese tiempo 25 kg, lo más sensato es probar inicialmente a hacer una correcta dieta con algo de ejercicio, siempre en manos de profesionales.

Pero si piensas que “me sobra peso y llevo a dieta toda la vida” entonces ni las dietas ni los balones te harán efecto.

En general la el sobrepeso-obesidad de más de 4-5 años suele requerir cirugía, aunque siempre combinado con las factores anteriores.

 

  1. “QUIERO UNA SOLUCIÓN DEFINITIVA” frente a “TENGO MUCHO MIEDO A LA CIRUGÍA”

Actualmente la cirugía del sobrepeso, la obesidad o para adelgazar es muy sencilla y segura. Más segura que operarse de vesícula. Pee a ello tenemos dos tipos de pacientes, los que nos dicen “estoy harto de mi peso, resuélvemelo de una vez” y los que te dicen “el quirófano me da mucho miedo”.

En general, aunque el paciente finalmente es el que manda –como es lógico- cuando el paciente con miedo conoce a otros pacientes operados y le cuentan sus vivencias a menudo se replantea sus miedos que son muy respetables pero a menudo son exagerados. ¡Nadie rechaza una cirugía de vesícula de entrada y es más compleja¡