Cargando...

Cambio drástico en los procedimientos de cirugía bariátrica en USA

Evolución cirugía obesidad 2011-2014 USA
Cambio significativo en cirugía de obesidad en EEUU 2011-2014
De 2011 a 2014 hubo un cambio drástico en el tipo de procedimientos de cirugía bariátrica realizados en EE.UU.
 
Investigadores de la Universidad Clemson de Carolina del Sur, utilizaron datos de Premier Perspective, una de las bases de datos más grandes que recopilan archivos de alta hospitalaria de los EE. UU., de todas las regiones del país y de hospitales de todos los tamaños. Esta base de datos está vinculada a compañías de seguros.
Se estudiaron más de 4 millones de consultas de pacientes con IMC>30, y 74.774 casos de cirugía de obesidad en 436 hospitales diferentes.
Se agruparon los procedimientos bariátricos (clasificación CIE 9) en 4 categorías que incluyen: 1) derivación gástrica (bypass gástrico), 2) manga gástrica (tubo o sleeve), 3) banda gástrica y 4) Otros.
Del estudio se pueden obtener conclusiones interesantes.
En 2011 en USA, la técnica más realizada era el bypass (45%) seguida de la banda gástrica (22%).
Sin embargo, con la aparición de la manga gástrica, tubo o sleeve, se aprecia como en 2014 (¡en solo 3 años!), prácticamente la banda ha dejado de utilizarse, el bypass se mantiene (baja un poco) y la manga o tubo sustituye a la banda y al grupo de “otros”, correspondientes a aquellos equipos a los que el bypass les parecía excesivo o difícil, pero a los que no les gustaba dejar un prótesis -que al fin y al cabo es de lo que se trata la banda-.
Al disminuir el uso de la banda, los casos que no pasan la noche en el hospital –ambulatorios- han bajado del 17 al 8% de casos.
En cuanto a las características de los pacientes, se parecen mucho a los españoles, con pocas variaciones en el tiempo: una edad media de 45 años, 77%  de mujeres, 5% de casos mayores de 65 años (subió de 5,4 a 7%). Sólo el 50% de los casos fue cubierto por la administración o un seguro médico, lo que explica que 2 tercios de los casos fueran blancos no hispanos, que tienen allí más poder adquisitivo.
La proporción de procedimientos cubiertos por Medicare y Medicaid aumentó de 15.82% a 19.20% y de 11.49% a 13.02% respectivamente. Ambos son la “Seguridad Social” de pacientes jubilados y sin recursos respectivamente.
En cuanto a enfermedades asociadas, solo aprecio respecto a nuestros casos (ver las enfermedades de nuestros 2000 pacientes antes de la cirugía en este enlace https://intraobes.com/resultados-cirugia-obesidad -Apartado 3.D. Comorbilidades) que los americanos tienen mayor incidencia de enfermedades asociadas en el momento de la cirugía, aunque tal vez suponga un sesgo en la comparación que sin las enfermedades asociadas no les cubren la intervención los seguros. El 31% de los pacientes tenían diabetes, 54% hipertensión, 38% hiperlipidemia, 10% enfermedad hepática crónica y 43.4% apnea del sueño. La prevalencia de las comorbilidades entre los pacientes de cirugía se mantuvo estable a lo largo del tiempo, a excepción de la apnea del sueño que parece ir en aumento, tal vez porque los pacientes cada vez se operan con un grado de obesidad mayor.
En la actualidad en España muchos hospitales comarcales y algunos de referencia de capitales, por problemas de presión asistencial, hacen menos de 50 procedimientos/año (o por ahí). Pues bien, en USA eso se considera un centro de “bajo volumen”. Hay que considerar que además en estos centros al menos operan 2 cirujanos esta patología, por lo tanto hacen 25 cada uno al año.
En USA todavía los hospitales de “bajo volumen” son algo más del 50%. ¿Cuál será la cifra real en España?. No lo sabemos.
Los centros (como el nuestro) que realizan más de 125 procedimientos al año se consideran “de alto volumen”, máxime si sólo hace un cirujano todas las operaciones.
En USA –y en todo el mundo en realidad- se aprecia una tendencia clarísima por parte del paciente que busca y del hospital, hacia la ESPECIALIZACIÓN EN CIRUGÍA BARIÁTRICA.
En 2014, el 80 % de las cirugías bariátricas de este estudio fueron realizadas en hospitales de gran volumen. El número de hospitales de alto volumen (>125 procedimientos/año) subió del 14 al 29%.
Fijaos que se emplea el término procedimiento y no paciente. Si a un paciente le retiras una banda y le haces un bypass, en realidad le has realizado dos procedimientos.
Lo más curioso, es que los hospitales que más se especializaron en bariátrica fueron los medianos, privados y de entornos urbanos (80% de casos). El gran hospital universitario está primando otras cirugías (por ejemplo oncológica) en detrimento de ésta, son los que menos crecen en volumen en este estudio. Es decir, los expertos –experto es el que más opera- ya no están (o no solo) en los hospitales públicos universitarios, sino en los hospitales medianos privados y especializados.
En el último Congreso Mundial de Cirugía de Obesidad celebrado este año en Londres hace 3 meses, la Federación Internacional (IFSO) nos dio un Registro Global de Actividad 2017, elaborado por una empresa privada que comercializa una base de datos (carísima) llamada Dendrite, lo que supone un importante sesgo de la información. Por ejemplo,  solo recoge datos de 2 centros españoles.
El artículo que os mostramos es mucho más fiable, pues no se trata de una encuesta, sino que recoge todos los casos de una zona muy amplia y un período importante y de grandes cambios.
 
Dr. Miguel Ángel Escartí
Cirujano Bariátrico y Metabólico
IntraObes
 
Fuente: Zhang L, Scott J, Truong K et al. Changes in utilization and peri-operative outcomes of bariatric surgery in large U.S. hospital database, 2011-2014. PLOS One.  October 20, 2017.
https://doi.org/10.1371/journal.pone.0186306