Cargando...

Actividad física tras cirugía bariátrica

Actividad física en madres e hijos después de bypass gástrico
Actividad física en mujeres y en sus hijos después de bypass gástrico
Actividad física tras cirugía bariátrica
 
A menudo nos preguntáis en consulta cuán de importante es la actividad física tras la cirugía de obesidad. Esta es importante no solo en la pérdida, sino en el mantenimiento del peso perdido a largo plazo.
Es importante que tengáis en cuenta que la actividad física forma parte del cambio de estilo de vida que requiere la cirugía bariátrica para obtener buenos resultados. Se trata de volverse menos sedentario, no de hacerse triatleta, que es un objetivo poco realista. Basta que hagamos ejercicio moderado conforme a nuestra edad, posibilidades físicas, y nuestro entorno familiar y laboral. Del mismo modo que nos decís “mi pareja ha adelgazado desde que me he operado porque comemos mejor”, en teoría, también todo tu entorno debería hacer más ejercicio.
Como sabéis, desde hace una temporada nuestros pacientes llevan un pulsómetro –que les proporcionamos si no tienen- de modo que podemos interactuar con ellos en cuanto a la frecuencia e intensidad de su actividad física.
Os presento hoy un artículo sueco muy interesante sobre qué ocurre cuando controlas con este dispositivo a mujeres operadas de bypass durante 4 años ¡y a sus hijos!.
¿Habrá aumentado la actividad física de las madres?, ¿y de los hijos?, veámoslo.
Utilizando los pulsómetros durante períodos de 3 meses antes de la cirugía, a los 9 meses postcirugía y a los 4 años, midieron dos cosas, tiempo de sedentarismo y tiempo e intensidad del ejercicio.
Consiguieron datos válidos en los 3 momentos de estudio en 30 mujeres y 40 niños (hijos de las anteriores) de entre 8 y 14 años. Las mujeres tenían una edad media de 40 años.
¿Y qué encontraron?, ¿la actividad de las madres afectaría a la actividad de los hijos?
Las conclusiones fueron desalentadoras:
  1. Las madres no habían aumentado la actividad física respecto de antes de la cirugía –de media-, pero además...
  2. ¡los hijos habían disminuido la actividad física más frecuente de vigorosa a moderada y había aumentado el tiempo de sedentarismo¡
¿Qué lecciones debemos aprender de lo anterior?
  • La operación supone un gran esfuerzo emocional y económico, pero la llave para que el resultado sea bueno la tienes tú. ¡Muévete!. ¡Y ahora!. Busca un hobby que implique ejercicio: bailar, golf, correr, bici, el que quieras...pero suelta el mando¡¡. A largo plazo, un ejercicio que no te entretenga dejarás de hacerlo, busca ejercicio.
  • Nuestros hijos no solo heredan nuestra carga genética relacionada con la obesidad, sino que aprenden nuestros hábitos alimentarios y deportivos. Si no te ven leer, leerán poco. Si te ven sedentari@ serán sedentarios. ¡Ponte en marcha, aunque solo sea para que ellos te imiten!.
Fuente: Four years follow-up changes of physical activity and sedentary time in women undergoing roux-en-Y gastric bypass surgery and appurtenant children. Sellberg F, Willmer M, Tynelius P et al. BMC Surgery 2017, 17:133. https://doi.org/10.1186/s12893-017-0318-7 Espero que os haya parecido interesante.

Fdo Dr Miguel Ángel Escartí
Cirujano Bariátrico y Metabólico
IntraObes